Los textos en este blog tratan sobre un ¨viaje¨ muy importante de mi vida, el traslado desde los Balcanes, específicamente de Serbia, a España. Sin embargo, dado que la mayoría de los viajes implica tanto ida como vuelta - aunque todavía no sé si el mío será uno de esos - decidí escribir mis experiencias y recuerdos con la intención de, ni por accidente ni con propósito, no olvidarme de dónde provengo y dónde, si aparece el momento adecuado en un futuro, debería regresar.

Cuando crezca voy a ser Shane



El video del grupo musical Haustor del año 1985 hecho para la canción Que soy Shane



     “Toda mi vida yo sueño que me voy por el río, en un antiguo barco de vapor conducido por el soul, y que ​​me acuerdo de un amor antiguo pero nunca olvidado, que disfruto de un cigarro largo y delgado y de un par de espuelas de oro. Que soy Shane...” Y no soy la única que sueña y canta esto. En dicha canción se reconocen, diría yo, numerosas personas que viven en Serbia y en general en el territorio de la ex Yugoslavia, la mayoría de los cuales, similar a mi, probablemente no eran conscientes de que soñaban a sí mismos siendo Shane hasta que, con el álbum Bolero del grupo Haustor, no lo cantó por primera vez el músico croata Darko Rundek en 1985. Un año antes de que yo naciera.
Cuando crezca voy a ser Shane
     Después de ese año - el año del significativo éxito de la canción Que soy Shane, no el de mi nacimiento - es posible, de acuerdo con la opinión general, considerar que el resto es historia. Sin embargo, a mi me parece que pasado 1985 en vez de la historia comenzó la duración de la canción, y junto a ella la del mencionado sueño.
     Para aquellos que no la escucharon, se trata de una canción inspirada, como lo leí en una ocasión, por un personaje romántico conocido porque al final de la película de idéntico nombre, montando un caballo y herido de muerte, se dirigió hacia la puesta de sol al derrotar a sus enemigos y al perder la batalla contra sí mismo. No obstante, a parte de la canción, creo que se debe explicar el vídeo que la acompaña ya que me parece que explica bien las personas nombradas en el principio del texto. El video fue rodado en 1985 en uno de los pueblos de la moribunda Yugoslavia comunista. Además, el protagonista es un trabajador que conduce un vehículo por las calles de su descuidado pueblo y se encarga de un duro trabajo físico. Desde mi punto de vista, el hombre que soñaba y todavía sueña ser como Shane. Uno de nosotros.
     Años más tarde, otros artistas, de maneras semejantes a la de Rundek, intentaron mostrar nuestros sueños, situación en la cual se originó la muy famosa y exitosa película serbia del año 2004, Cuando crezca voy a ser Canguro. En ella se habla de un chico llamado Canguro que proviene de un barrio pobre de la capital serbia, Belgrado, y se va a jugar al fútbol en un club inglés donde se hace rico y se convierte en un modelo a seguir para sus amigos y vecinos. Bien que, en comparación con todos aquellos que fantasean con importantes logros futbolísticos, ​​yo personalmente conozco mucha más gente que, cumpliendo con sus trabajos mal pagados y habitando en las circunstancias sin ningún lucro, disfruta una y otra vez de la canción de Rundek y, tan pronto como entra a cualquier barco viejo, navega por uno de los ríos de Serbia, colgando luego sus fotos en Facebook bajo del titulo Que soy Shane.
     Por otra parte, en contraste con la canción Shane, Darko Rundek no continuó viviendo, es decir “durando” a pesar de todo en la ex Yugoslavia, sino con su colapso hace dos décadas se trasladó a Francia, donde reside hoy en día. Sin embargo, no se debe pasar por alto que él produce en Francia sus nuevas canciones, una de las cuales, del año 2010, recibió muy buenas críticas y se ha hecho bastante popular en la región entera; su título es Soñaste que eras feliz.
     Por último, con respecto a ambas canciones, mi impresión es que en fondo las dos se refieren a un sueño exacto sobre la felicidad, solo en tiempos distintos (es indicativo que la antigua se canta en el presente y la reciente en el pasado). Y al final, espero únicamente que todos nosotros cuyo presente como si fuera sustituido por el pasado - a diferencia de Rundek, casi treinta años después de grabar su vídeo, muchos habitantes de los países de la antigua Yugoslavia aún residen en condiciones similares a antes, si no en peores - o, mejor dicho, todos nosotros que imaginamos que la salida feliz de la dura realidad tiene la cara del vaquero melancólico, no perdamos la batalla contra nosotros mismos como lo hizo Shane. 

     Y tú, ¿alguna vez te has identificado con los personajes románticos del mundo del cine?

No hay comentarios:

Publicar un comentario